Tia Vicenta

Editorial: Tía Matilde comando paralelo de Tía Vicenta, 1958

41 Editorial Tía Matilde 1958

Nuestro artículo de fondo

Tía Matilde: comando paralelo de Tía Vicenta

Si el comando paralelo de Aramburu es Alconada Aramburú; si el comando paralelo de Arturo es Risieri; si el comando paralelo del ex intendente Gral. Florit es el ministro Carlos Florit; si el camando paralelo del jefe de policía Ezequiel Niceto Vega es el ascensorista de la Galería Güemes, don Tomás Manuel Vega, ¿por que razón TÍA VICENTA no va a poder tener también su comando paralelo? Es por esta razón que hemos resuelto presenta a nuestros lectores a Tía Matilde, comando paralelo de TÍA VICENTA. Mucho dudamos antes de elegir el nombre Matilde. En determinado momento casi claudicamos y le ponemos Tía Elena, para evitar posibles clausuras. Pero reaccionamos a tiempo, lo pensamos mejor y resolvimos dejara un lado Tía Elena, pues una revista con este nombre no sería comprada por Balín y por Perette, y nosotros no estamos en condiciones económicas de perder dos lectores. Ni siquiera uno. Si fuese Rojas el único opositor, no nos afectaría mayormente, ya que medio lector no influye en nuestro presupuesto. Pero más de medio, sí.

Es por esta razón que hemos elegido el nombre Tía Matilde. Nombre neutral, sin significado político.

Confesamos ahora, ya bautizado el comando, que por su nombre hemos sufrido terribles presiones del exterior. Los yanquis nos amenazaron con no comentar más TÍA VICENTA en la revista “Time” y en el “New York Time”, si no bautizábamos este comando  con el nombre de “Tía Nixon”. Los rusos nos amenazaron con mandarnos a Siberia en cuanto se apoderaran de Sud América, si no bautizábamos con el nombre de “Tía Nikita” . Los dominicanos nos amenazaron con enviarnos a visitar a Kelly si no le poníamos “Tía Trujilla”. Y los masones nos amenazaron con bombardearnos con un portaaviones, si no le poníamos “Tía Isaac”. Pero nosotros hicimos oídos sordos a todas las sugerencias y presiones, y elegimos finalmente como nombre el de “Tía Matilde” en homenaje a nuestra tía Enriqueta.

Lector amado: te dejamos en manos de tía Matilde, para que ella te guíe por sus alegres páginas y te olvides por un momento de inflación, de las divisas, de la amnistía, del paralelo 42 y de la gripe italiana.

TÍA MATILDE

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *