Tia Vicenta

Sea un buen reblandecido, Landrú, 1959

87 Sea un buen reblandecido Landrú 1959

Sea un buen reblandecido, caduco mío.

Si quiere ser un reblan como Dios manda, sigue estos sanos consejos:

1º) Come un kilo de mariscos, tres veces a la semana.

2º) Aprende de memoria las letras de los boleros de Jonhny Albino, del chipi-chipi de los hermanos Reyes y de tres calypsos, por lo menos, de los Jamaica Johnny y sus Milagro Boys.

3º) No uses baberos de material plástico, úsalos de toalla.

4º) Ve a Revien, Sunset, Atelier o al Escorpión, cuatro veces a la semana.

5º) Una vez a la semana, por lo menos, no dejes de visitar a al paredón posterior de la iglesia de Valentin Alsina. Reconforta.

6º) Cultiva la amistad de las mulatas.

7º) No descuides tu guardarropa. Cómprate, para este invierno, tres sweaters gordos: uno granate, otro azul y otro blanco, con canelones.

8º) Cada quincena concurre a la Casa Disc Club. La señora Frida te asesorará sobre las últimas novedades de música frívola.

9º) No digas nunca voy “de conga”, que es una antigüedad. Dí: voy al ruido o a la chacota. Es más reblan.

10) ¿No tiene radio tu automóvil? Colócale una en seguida. Es de primera necesidad en Villa Cariño.

11) Aprende a tocar el ukelele, el pandeiro, las maracas o algún instrumento de percusión, y acompaña con ellos los discos de la Sonora Matancera.

12) Un reblan, sin mocasines amarillos , no es reblan ni es nada. Cómprate en el acto un par.

13) Colecciona todas las fotos de Isabel Sarli y Marilyn Monroe. Cómprate, pues, unas tijeras, un tarro de goma de pegar y un álbum.

14) Todos los días, a las 12, veinticuatro gotas de jalea real untada en Pangram Tanoira.

15) Siempre hay un lugarcito en tu casa para ubicar el Ken Brown. ¡A adquirir uno cuanto antes!

16) Aprende a bailar bien el sucu-sucu. No vayas a hacer un papelón en Reviens.

17) No es impresindible tomar cocaína, pero haz alarde de que te das un nariguetazo.

18) Se amigo del escribano Adolfo Gómez Cainzo.

///

Dibujo y texto de Landrú publicado en la revista Tía Vicenta (Año 3 – Número 87) el martes 7 de abril de 1959.

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *