Tia Vicenta

Editorial: Regalos de fin de año, Tía Vicenta, 1957

Editorial Tía Vicenta

Regalos de fin de año

Al finalizar el año 1957, tan movido políticamente, TÍA VICENTA no puede menos que felicitar a todos los personajes políticos y agradecerles por la buena voluntad y sentido del humor con que han sabido recibir los chistecitos que les hacemos. Ni una protesta, ni una querella por injuria, ni una bombita en nuestra redacción. ¡Muchísimas gracias, señores políticos! Por suerte nos han comprendido. Han comprendido que no vamos en contra de ninguno ni a favor de nadie. Sólo queremos darle a la política el verdadero significado que tiene, y no tomar las cosas a la tremenda, ni pegarle un garrotazo a un caballero que sea demócrata cristiano, ni insultar a un intransigente, ni hacerle una zancadilla a un socialista , ni sacarle la lengua a un unionista. Lo único que queremos es pasar la vida lo más alegremente posible y mirar al futuro con optimismo, a pesar del club de París. Tía Vicenta, agradeciendo desde ya la cordial acogida que ha tenido entre todas las personalidades políticas, les obsequiará para fin de año con los siguientes regalos:

Aramburu: 1 abono para viajar en avión.

Rojas: 1/2 abono para viajar en avión. (Es más bajito).

Alconada Aramburú: un acento de material plástico.

Krieger Vasena: una cartilla de aritmética.

Gral. Florit: un bache de bolsillo.

Solano Lima: un bombo.

Frondizi: 10 votos en blanco.

Zavala Ortiz: un caño en Villa Miseria.

Balbín: un taller de planchado a seco.

Alfredo Palacios: un poncho de nylon.

Manuel Ordónez: una sotana con tres tajitos.

Gral. Cuaranta: una picana a pedal.

Alsogaray: una botella de “petróleo-cola”.

Manrique: un gorila embalsamado.

Rial: una caja de estampillas.

Goyeneche: medio litro de sangre azul.

Alicia Moreau de Justo: un pote de crema Elizabeth Arden.

Palacios Hidalgo: una asamblea constituyente marca “Jugal”.

Eugenia Silveyra de Oyuela: una foto autografiada de Alfredo Palacios.

Cuando los Estados Unidos nos conceda otro préstamo por diez millones de dólares, haremos nuevos regalillos.

TÍA VICENTA

///

Nota editorial titulada “Regalos de Fin de Año”, publicada en la página 3 de la revista Tía Vicenta (año 1 – número 20), el martes 24 de diciembre de 1957.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *