Tia Vicenta

Personajes: El señor Porcel, 1958

51 señor porcel tia vicenta 1959 landru

El señor Porcel entró al edificio de Y.P.F., se introdujo en el despacho del administrador y tomó asiento.

—¡Eh! —exclamó un ordenanza—. ¿Se puede saber qué hace aquí?

—Estoy esperando a que renuncie Frondizi.

—¿Qué dice? —preguntó sorprendido el ordenanza—. ¿No sabe que éste es el despacho del administrador?

—¿Y porque éste sea el despacho del administrador no puedo esperar a que renuncie Frondizi? 

—¡No, acá no! —gritó el ordenanza.

—¿Y se puede saber dónde puedo esperar? —interrogó el señor Porcel—. Tal vez en el despacho del director.

—¡No! En el despacho del director tampoco. 

—¿Y entonces dónde debo esperar a que renuncie Frondizi?

—¿Y para qué quiere que renuncie Frondizi? —interrogó intrigado el ordenanza.

—¡Por Dios, yo no quiero que renuncie! —explicó el señor Porcel—. Solamente dije que espero a que renuncie, que no es lo mismo. Mañana espero un vencimiento de un pagaré, y no por eso quiero que me ejecuten. ¿Entiende?

—¿Pero por qué va a esperar aquí a que renuncie Frondizi? —balbuceó el hombre.

—¿Y dónde voy a esperar, entonces? ¿En la casa de Zavala Ortiz? —protestó el señor Porcel—. ¿Acaso Frondizi no dijo que iba a administrar personalmente Y.P.F.? Me parece lógico esperar acá la renuncia de Frondizi. Si usted quiere, espero acá la renuncia de Alsogaray, pero como Alsogaray no es presidente dudo que pueda renunciar. ¿Usted esperaría acá la renuncia de Alsogaray?

—Pero es que yo… —tartamudeó el hombre.

—¡Pero es que usted un cuerno! —gritó perdiendo la paciencia el señor Porcel—.¡Acá no se puede esperar nada! ¡Burocracia! !Pura burocracia! ¡Pura burocracia! Con razón el país no va ni para atrás ni para adelante.

Y el señor Porcel se dirigió a la estación Retiro y le dijo al boletero:

—Deme un boleto de primera, a Gubbio.

Dibujo y texto de Landrú publicado en la página 3 de la revista Tía Vicenta (Año 2 – Número 51) el martes 29 de julio de 1958.

Compartir en:

8 thoughts on “Personajes: El señor Porcel, 1958

    • ¡Hola Willie! Por supuesto, no sólo de a poco iremos compartiendo más de las divertidas anécdotas del Señor Porcel, sino que también podrán disfrutar de entrañables personajes como Jacinto W. el reblan, Rogelio, La familia Cateura, María Belén y su prima Mirna Delma, entre otros. ¡Saludos!

  1. Siempre cito situaciones del Señor Porcel y de Rogelio, el hombre que razonaba demasiado o los Tururú Serenaders. Como la mayoría de mis escuchas son jóvenes, no tienen la menor idea de lo que estaba diciendo.
    Entonces recurrí al señor Google y encontré algunas anécdotas que hice circular para hilaridad de todos.
    Muchas gracias Landrú y muchas gracias a quienes van a reeditarlo

  2. Por famor más del Sr. Porcel. Uno que a mí me encantó era un carta a su esposa cundo estaba en Mar del Plata pidiendole “Te ruego que me envíes tus zápatos. Te pregunta´ras por qué te pido por tus zapatos y no por mis zapatos. Porque cuando si me lees mis zaptatos y creerás que son tus zapatos y no los míos…”etc. etc. Y luego de una larga discucion terminó insultando a su esposa. Es un genio. Esa carta debe haberse publicado en Vea y Lea en la primera parte de la década de 1950, obviamente antes de la Revolución Libertadora. Les mando un saludo muy grande y les deseo un muy Feliz Año 2017. Willie Grant

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *