Tia Vicenta

Los estrenos de mi barrio, César Bruto, 1959

110 Los estrenos más destacados Cesar Bruto 1959

AL CAPONE o “¡Hasta después de muerto!”

Esta sinta está basada en la vida biográfica del senior alfonsO caponE, destacado italiano que no pudiendo ser profeta en su tierra se fué a la gran USA, adonde muy pronto se destacó por su iniciativa privada, llegando a criminalmente libre, económicamente chantajistA, y pistoleramente soberano.

Surjido de la baja estofa -como tantos destacados sefmademanes de la prensa amarilla, de la boca negrA o de las finansas multicolores-, el caballero caponE llegó a manejar millones de dólareS, usando el poder sicológico de las ametralliadoras y las granadas de mano para convenser a sus contemporáneos de distintas ideolojías. Nadie ni nades sabía como élorganisar un tiroteo- en el más moral sentido de la palabra- y a él debieron sus prosperidades muchas armerías y empresas de ponpaS fúnebreS de chicagO y otras ciudades igualmente progresistas. A la final, como pasa siempre, lo refundieron los inspectores de impuestos a los réditos, y el hombre de barbijo en la cara estuvo preso durante 12 ánios contantes y sonantes. Y al salir se retiró como un buen burgués a gozar de sus rentas y a recordar sus lindos tienpos  de pistolero, hasta que resolvió morirse hase cosa de pocos ánios, como es del dominio público.

Todo esto que acabo de contar, es mucho más entretenido que la película, lo cual indica, a ojo de buen mercadeR, ques mejor gastarse la plata de la entrada en comerse un buen sángüiche y un vaso, que pagar para salir disiendo palabras agrias en oídos nesios.

Los reestrenos más destacados

En una sola funsión conpleta —y junto con 2 notisiosos, 3 documentales y 127 placas de aviso —las otras noches vimos la película “La seniora madama dubarrY” y “ El fallecimiento de juliO césaR”, cada cual basada en soculentas pájinas de la historia estrangera, pero con títulos  en castellano. A causa de lo avanzado de la hora, no podemos haser una una crítica esaustiva de ambas produbsiones, pero a falta de otra cosa damos dos fotografías (2) que bastan  y sobran para tener una idea completa de los asuntos.

Reestrenos-Imagen1

Acá es el momento en quel rey luiS 15 le agarra uno de los pieses inferiores a su favorita, y le dise:—“¿Qué lindo y perfumado lo tenés!”, y entonses ella le contesta:—“No te olvidés, sirE, de que me llamo dubarrY, y que un pariente mío es sosio de la perfumería y me manda jabones gratis…” A la final, madamA dubarrY muere en la guillotinA, como era lójico.

Reestrenos-Imagen2

A casusa desas cosas que suceden cuando la jente enpiesa a no estar de acuerdo con un gobiernO, sierro día de lantigüedá se juntaron los opositores de juliO césaR y resolvieron dar un golpe destacO… Y acá lo vemos al primer mandatario en forma de finado, mientras los asesinos discuten para ver quien se agarra el queso… ¡Miren que egemplo para el futuro!…

Una Rejia idea: ¡sineS sin películas!

Un cabaleiro titulado “Gual Strit” y que dise estar domisiliado en ramoS megíA, declara que acaba de registar una idea para mejorar en gran forma los servisios sinematográficos que haora se prestan al público consumidor. “ Yo vengo observando al público -escribe masomenos mi destacado corresponsal- de que muchas púlmanN y superpúlmaN son ocupadas esclusivamente por parejas que sólo se preocupan de sus entretelones sentimentales…”. Y entonces el senior Gual Strit sugiere: “¿Por qué no se construyen sinematógrafoS que solamente tengan localidades altas, cada una separada de la otra mediante discretas paresitas de ladrillos, para que dichas parejas no sean molestadas por el vesindario? Y además, el negocio sería redondo, porque  en esos sineS no sería nesesario pasar películas… ¡Conque apagaran las luses, habría de basta y sobra para conformar a la concurrensía!…”.

Los capitalistas que tengan interés en este negosio, que vengan a verme, cualquier día, entre las 7 y las 23 y 30. ¡Traigan plata en efebtivo!

///

“Los estrenos de mi barrio”, de César Bruto: sección de la revista Tía Vicenta  publicada en la página 26 (Año 3 Número 110), el martes 15 de septiembre de 1959.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *