Tia Vicenta

Editorial: ¿Cuándo repartiremos la argentina?, 1959

83 Editorial Tía Vicenta 1959

¿Cuándo repartiremos la argentina?

Se acaba de producir un incidente diplomático entre Bolivia y los Estados Unidos, por un artículo aparecido en la revista “Time”, según el cual un funcionario norteamericano declaró que como la ayuda yanqui no había dado ningún resultado positivo en Bolivia, no había más remedio que repartirse este país entre las naciones vecinas.
Los bolivianos, si quieren, tienen todo el derecho a protestar, pero nosotros creemos que si la ayuda norteamericana no da ningún resultado en nuestro país, nosotros tendremos que repartir la Argentina entre las naciones vecinas, y adiós problemas. Salta, Tucumán y La Rioja a Perú; Corrientes, Chaco y Misiones a Paraguay; Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba a Brasil; Buenos Aires y La Pampa a Uruguay; Mendoza, San Juan y Neuquén a Chile. Y así. A Frondizi y a todos sus hermanos, con excepción de Silvio, naturalmente, lo regalaríamos a los Estados Unidos; a Silvio lo regalaríamos a la Unión Soviética; a Manuel Remiendes a Prusia y a Frigerio a Ciudad Trujillo.
Lo único que pedimos que quede en nuestro poder, y que defenderíamos aún a costa de nuestras vidas, es Villa Cariño, Olivos (exceptuando la Quinta Presidencial) y la isla Bikini. Con la donación del resto de nuestro territorio y de todos los políticos a otras naciones, desaparecerán para siempre nuestros problemas. Una vez regalados, poco nos importará Comodoro Rivadavia, El Chocón, el Paralelo 42, el pozo de Madrejones, el Farallón Negro, las Sierras Grandes, las remolachas uraníferas de San Juan y las bases de Ezeiza. Poco nos importará los plenarios de la C.G.T. en Avellaneda, la reunión de gobernadores en Río Hondo, las sublevaciones de Campo de Mayo, y los problemas de Gelsi en Tucumán. Ya no hablaremos más de temas tan prosaicos como la inflación, el artículo 28, las elecciones provinciales, el precio del pesceto y la cotización del uruguayo. En nuestra Villa Cariño, Olivos e isla Bikini sólo hablaremos de temas tan deliciosos como el amor, los boleros de Johnny Albino, el caprichoso ritmo del chipichipi y las mallas sintéticas floreadas.
Ya sabemos que muchos nos acusarán de antipatriotas y de insensibles a los terribles problemas que afligen al país. Pero a nosotros poco nos importa que se nos acuse de eso mientras haya pájaros, flores y mariposas. Lo único que vale en este mundo es tener un poco de ternura en el corazón y llorar al lado de una señorita cuando vemos aparecer la luna en Villa Cariño, o cuando vemos ponerse el sol, mientras tomamos un guindado en La Fusta.

TÍA VICENTA

///

Nota Editorial titulada “¿Cuándo repartiremos la argentina?”, con dibujo y texto de Landrú, publicada en la página 3 de la revista Tía Vicenta (Año 3 – Número 83) el martes 10 de marzo de 1959.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *